Owusu Ankomah 2015

exposición

Owusu Ankomah 2015

imagenes: 
fecha: 
De 10/04/2015 hasta 22/04/2015
 
anotaciones: 

 

Esta exposición forma parte integral de la exposición Microcron Begins, compuesta por 40 obras del artista de Ghana Owusu-Ankoman, inaugurada en 2014 en el Kunstverein Bad Salzdetfurth en Bodenburg, Alemania, y de la que la Galería Saro León es coproductora junto con las galerías October Gallery de Londres, la Galerie Simoncini de Luxemburgo, la Galería Skoto en Nueva York y el centro Kunstverein. El objetivo de este proyecto era realizar una exposición con la obra de los últimos cuatro años del artista, para ser mostrada íntegramente en el Centro Cultural Kunstverein Bad Salzdetfurth, y parcialmente en las cuatro galerías  coproductoras, además del reparto de catálogos entre todos los coproductores.

 

Por consiguiente, la exposición que el día 10 de abril de 2015 inauguramos en la Galería Saro León es el resultado de nuestra participación en este proyecto sobre la obra más reciente de este artista de gran trayectoria internacional.

 

La obra de Owusu-Ankomah es una búsqueda mística a través de un universo de símbolos que rodean a figuras humanas, figuras que representan a cada uno de nosotros, buscando entender nuestro ser en su intersección de posibilidades en el tiempo y el espacio.

 

En palabras del artista, quien mejor nos puede describir cual es la naturaleza de su inspiración:

 

“Mis pinturas intentan encontrar respuestas a las preguntas fundamentales: ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Qué hacemos aquí? y ¿A dónde vamos? A través de la búsqueda para encontrar estas respuestas he empezado a darme cuenta de que nuestra vida de todos los días, en toda su cotidianidad y simpleza tiene un significado fundamental y un propósito.”

 

Inicialmente, Owusu-Ankomah empezó desarrollando un lenguaje simbólico que conectaba a figuras humanas con diferentes signos y símbolos del Adinkra, pertenecientes a la cultura Ashanti de Ghana, para más tarde incorporar nuevos símbolos pertenecientes a otras culturas y terminar por inventar sus propios símbolos. Dichos símbolos rodean a las figuras de sus pinturas, figuras que aparecen desnudas y cuya desnudez cubre con simbolismo. Estas figuras humanas reaccionan ante el Microcron, adoptando una postura  de concentración atenta, sus movimientos parecen estar muy relajados. Las pinturas irradian una atmosfera de calma activa al observador. La expresión facial de las figuras está relajada, sonríen o miran como si quisieran decir algo; sus manos están extendidas hacia uno de los símbolos o hacia uno de los pequeños  círculos del símbolo, a veces, incluso lo tocan.

 

Sus pinturas son suficientemente minimalista para encajar en la visión inmediata de cada uno, pero demasiado vastas en sus posibilidades para que la mente lo abarque, dado que son una encarnación de universos escondidos que pueden ser percibidos a través de la contemplación de su belleza y el entendimiento de su constitución mediante la interacción del lenguaje de símbolos privados y públicos. Sin embargo, mientras los símbolos Adinkra son convencionalmente entendidos en términos de conceptos específicamente filosóficos, aquí transcienden las posibilidades semánticas de estos conceptos en una infinidad de asociaciones.